León Benavente, Temples Y The Horrors Hacen Rugir A Los Animales Del Tomavistas 2017

Víctor Sánchez - 19 y 20 de mayo de 2017- Hora: 17:00 -Lugar: Festival Tomavistas (Madrid) -Promotor: TomavistasPúblico: Mitad aforo

En el terreno festivalero, la cosa va de poner nombres a los asistentes de los festivales según se les antoje a las respectivas organizaciones. Y al festival madrileño Tomavistas se le ha ocurrido nominar a su gente como 'animales de ciudad'.
Presentado el respetable, ahora nos toca saber qué pasó en el parque Enrique Tierno Galván, que el pasado fin de semana ha servido de escenario para la tercera edición del festival madrileño. Un parque que presentaba alguna que otra tara en el firme, haciendo trabajar a los servicios sanitarios por esguinces y caídas.
Citada la culpa de los topos que campan a sus anchas, los otros animales, los musicales, se hicieron ver sobre dos escenarios que intercalaban las actuaciones durante toda la parrilla de horarios del fin de semana. El principal, el del patrocinador cervecero, y el pequeño Wegow, que ofreció algunas de las sorpresas más gratas de esta nueva edición.
En la jornada del viernes, los grandes triunfadores por número de asistentes fueron Lori Meyers, que presentaban su último trabajo ante el público madrileño. Un concierto con el que los granadinos fueron a lo seguro, tirando de sus temas más aplaudidos y con una gran puesta escénica.
Antes del derroche pop de Noni y los suyos, el festival celebró un par de conciertos dignos de mención. El de los franceses Aquaserge y el de las londinenses The Big Moon, que se desvirgaban ante el respetable madrileño. Estas, apadrinadas por Rough Trade y Fiction Records, ejecutaron un set atrevido. Despreocupadas y con algún desajuste en volúmenes vocales, su propuesta recogida en 'Love in the 4th Dimensión', su álbum debut, convenció.
Para la noche, los aullidos de C.Tangana y su crew Agorazein llegaban desde el escenario arbolado de Wegow, mientras la masa se agolpaba frente al escenario Corona para bailar al son de Goldfrapp y Hercules & Love Affair.
El sábado, fue otro cantar. Porque se esperaba más asistencia y había más expectativas con el cartel. La organización había cerrado para la jornada meridiana los principales reclamos de un line up comandado por Temples y The Horrors
Un tándem ganador que, misteriosamente, vio como los nacionales León Benavente arrebataron su trono. Porque los locales supieron meterse en el bolsillo al público. Y todo a golpe de hit, como demostraron desde el primer tema. No dejaron ni una de sus canciones más representativos en el tintero y claro, la euforia colectiva estallaba cada vez que Abraham arengaba al respetable y le animaba a desmelenarse. 
Sus finas y ácidas letras se intercalaban con un espectacular sonido /aplausos a su técnico/ que inundó el madrileño parque de buen rock patrio. Para despedirse, Las Odio les acompañaron en 'Ser Brigada' y la banda se marchó a lo grande de un escenario incendiado.
Como previa, Los Punsetes y Mourn caldearon el espacio. Los segundos presentaban en Madrid su nuevo LP 'Ha, Ha, He', que vio la luz el pasado mes de junio bajo el paraguas de Captured Tracks.
Entrada la noche, The Horrors se presentaban sobrios y estáticos ante un público deseoso de Faris, que optó por bajar el volumen de su voz y dejar la potencia de su banda como protagonista del directo. 
Los de Inglaterra ejecutaron un concierto notable, con 10 canciones /en su mayoría extendidas/ representando una carrera de más de 10 años. Arrancaron con 'Mirror's Image' y 'Who Can Say'. Y desde entonces, el bajista Rhys Webb no paró en ningún momento. Fríos con el público, como de costumbre, fueron desgranando sus temas más reproducidos entre morados, negros y blancos. Tocadas 'Still Life' y 'I See You' se marcharon. Eso sí, nada de material nuevo.

De quienes sí esperábamos mucha tralla recién estrenada era de sus vecinos Temples, que llegaban al Tomavistas como el principal atractivo. Los de Kettering hacían primera parada en Europa en nuestra ciudad, presentando 'Volcano', su segundo LP. Un disco con fuerte presencia en el setlist y con el que, por supuesto, arrancaron.
'All Join In' mostraba al público madrileño que el sonido de Temples está tan perfeccionado que sonaba como un trueno celeste. Parapetados por luces lisérgicas y soportes de teclado al más puro estilo 70's, el cuarteto británico acometió un concierto mayúsculo.
'Color to Life', 'Roman God-Like Man' y 'Certainty' daban paso al primero de sus discos con 'Keep in the Dark', que obtuvo una respuesta más participativa del público. Continuaron presentando su segundo larga duración con los cortes 'How Would You Like to Go?' y 'Mystery of Pop'. 'Open Air' sonó portentosa, con el fuzz protagonista en una canción animada que agitó el culo de los más parados ante el concierto de Temples.
Para el tramo final, se reservaron cuatro aciertos: 'Mesmerise', 'Strange Or Be Forgotten', 'A Question Isn't Answered' y 'Shelter Song', cerrando un concierto del que los madrileños buscan una réplica pronto.



Tu información musical independiente